Retiro por desempleo y matrimono de tu cuenta Afore

Incluso tus ahorros para el retiro que están en tu Afore.  Aunque no puedes disponer de todos los recursos antes de tu retiro, existen un par de formas para que tu Afore sea tu gran aliada en otros momentos.

Cuando te cases

Así es, una ayuda para los gastos de la boda, de la casa o de la luna de miel a nadie le viene mal. Si tienes al menos 150 semanas cotizando en el sistema (después de 1997) tienes derecho a solicitar un retiro del equivalente a 30 días de salario mínimo vigente al momento del matrimonio. Para solicitarlo sólo necesitas acudir a la Unidad de Medicina Familiar que te corresponde y pedir una “Resolución de ayuda de gastos de matrimonio” y con ella acudir a tu Afore para solicitar los recursos.  En 5 días hábiles, tu Afore te depositará o dará un cheque con el dinero. Ojo, esta ayuda sólo se puede solicitar una vez en la vida.

Cuando te quedes sin trabajo

Una de las situaciones más complicadas de la vida es el desempleo y por eso, tu Afore te apoya a salir de esos baches en los que puedes encontrarte de forma involuntaria. En este caso, puedes obtener entre 30 y 90 días de tu último salario base de cotización. Lo que necesitas para obtener estos recursos es una Certificación de baja del trabajador desempleado que te darán en tu Subdelegación Administrativa del IMSS a partir del día 46 de desempleo, con ella, puedes acudir a tu Afore y solicitar tus recursos. Aquí es importante tomar en cuenta que al disponer de estos recursos, sí se te descontarán semanas de cotización. Sin embargo, si lo tomas como el uso de un ahorro en caso de emergencias y cuando tienes empleo, haces aportaciones voluntarias, dentro de la subcuenta de retiro, recuperarás las semanas y el dinero para tu retiro.

También es bueno saber, que ésta ayuda sí se puede utilizar más de una vez en la vida, sólo deben pasar al menos 5 años entre una solicitud y la siguiente.

El ahorro para el retiro es una garantía de tranquilidad en el futuro y en el presente, ¡aprovéchalo!