5 consejos sobre el retiro que hemos aprendido de las películas


Hasta en las películas podemos encontrar los beneficios de prepararnos para el futuro y el retiro laboral. Aquí algunos ejemplos:


1. No pongas todos los huevos en la misma canasta.

Cuando la empresa Globodyne se declara en quiebra por un fraude cometido por sus propios directivos, miles de trabajadores se quedan sin empleo y se desata una gran crisis. De hecho, todos sus fondos de pensiones estaban invertidos en acciones de Globodyne. La población entra en crisis y tienen que recurrir a toda clase de medidas desesperadas para ganar dinero.

Afortunadamente, para que a ti no te pase eso, tu Afore invierte tu dinero buscando maximizar su rendimiento pero también proteger tu inversión. Las Afores realizan inversiones en instrumentos muy diversos, tanto en los mercados financieros nacionales como internacionales. De esta manera, tu Afore puede darte mayores rendimientos y asegurarse de que si hay un movimiento poco favorable en algún instrumento, éste se compense con las ganancias obtenidas en el resto de las inversiones.



2. Que tus sueños no sean la última prioridad.

Carl y Ellie soñaban con viajar a la selva y explorar, para ello ahorraban monedas en un frasco, mismo que rompían frecuentemente por imprevistos. De pronto, Carl se encontró viudo y con 78 años a cuestas, sin haber alcanzado su sueño y sin dinero para lograrlo. La única forma de cumplir su meta era haciendo volar su casa con miles de globos para ir a explorar.

Como en la vida real no puedes viajar con globos de helio, es una buena idea tener claras tus metas y que tus ahorros para alcanzarlas sean distintos al “fondo de emergencias” prioriza tu ahorro para el retiro que es cuando más tiempo tendrás para cumplir esos sueños.


3. Sé un adulto mayor pleno.

Elsa y Fred nos enseñaron que en la vida del adulto mayor es posible encontrar, no sólo el amor, sino también disfrutar grandes momentos. Elsa, no tiene buena situación financiera, depende de sus hijos, prefirió una vida previa de glamour y derroche. En cambio, Fred vivía una vida austera y rígida y no tenía problemas financieros. Juntos logran disfrutar al máximo una etapa en la que ya no tienen responsabilidad alguna más que la de ser felices.

Vivir tranquilo en tu jubilación es algo que no tiene precio, si lo juntas con un poco de entusiasmo y buen humor, puede convertirse en la mejor época de tu vida. ¿Ya estás ahorrando para disfrutarla?


4. Siempre hay tiempo para una gran historia

Frank Slade (Al Pacino) un invidente soldado veterano que vivía de su jubilación, amargado junto a su hija y su familia, decide pasar un último fin de semana de acción de gracias viajando a Nueva York con todos los lujos y haciendo lo que siempre le gustó. Este gran viaje le permite descubrir que puede hacer cosas positivas y ayudar a un joven a terminar sus estudios de preparatoria y mantener sus posibilidades de ir a una buena universidad, además de convertirse en su amigo y protector.

Gracias a que el coronel ahorró lo suficiente para hacer este viaje, redescubrió que podía ser feliz y hacer cosas positivas desde su retiro. Nunca hay que perder de vista las grandes cosas que se pueden lograr si se tiene una jubilación tranquila y con la parte económica resuelta.


5. No dependas de nadie

En esta película que une a dos adultos mayores, uno con una fortuna pero sin una buena situación emocional ni grandes metas y otro con grandes sueños pero sin dinero para alcanzarlos, podemos aprender que es posible alcanzar tus sueños y una plenitud de felicidad en la vida de jubilación, pero ayuda mucho contar con recursos para vivir tranquilo.


En suma, es posible vivir bien y ser feliz en el retiro, pero es fundamental trabajar para tener los recursos financieros y la salud necesarios para disfrutarlo.