Tu Afore es tuya, y el dinero que guardas en ella, también



Tu Afore es una herramienta financiera, algo así como una alcancía, ¡pero mucho más pro! Porque te da toda la seguridad que una alcancía no puede, además de que tu dinero crece día con día.

En una Afore naaaaaaaadie puede tocar tus ahorros y están protegidos hasta el día que te retires, además tu dinero está siendo invertido para generar rendimientos.

Otra ventaja de tu Afore es que sabes qué pasa con tu dinero en todo momento vía online o con los estados de cuenta que recibes 3 veces al año. Es importante que los revises, pues en ellos puedes ver el dinero que has acumulado y los movimientos, y así, podrás hacer un cálculo para saber si lo que tienes ahorrado te alcanza para el retiro de tus sueños.

Y como la Afore es una especie de alcancía (con todas las ventajas que ya vimos), funciona de la misma forma que cualquier cochinito: crece tanto como tú ahorres con tus aportaciones voluntarias.

Ahora sabes que el dinero de tu afore es completamente tuyo y nadie más, ni el Gobierno, lo puede tocar.